Tito Macia

Astrología una manera distinta de percibir la realidad

El zodiaco del templo de Dendera, la diosa del cielo, Isis y la Luna.

Hoy he dejado casi terminado el capítulo de la historia de la Astrología en Egipto, lo que me ha tocado en suerte trabajar, otros compañeros se han hecho cargo de otras partesde la historia.  Cuando he llegado al final de la historia de la astrología en Egipto me he encontrado con el conocido Zodiaco del templo de Dendera, así que no me ha quedado más remedio que proceder a su desciframiento, dado que los desciframientos anteriores han sido realizados por egiptólogos que no son astrólogos y por ello han cometido algunos errores que es necesaro enmendar.

El templo erigido a la diosa del cielo, la diosa Hathor, la vaca celeste que cubre la tierra, construido en Dendera durante el periodo de los Ptolomeos, se conserva en muy buen estado, lo que permite descubrir el valor y la importancia de la astrología en ese periodo final de la cultura egipcia.

En el techo de la sala Hipósita del templo de Denderá, conservado en el Museo del Louvre se puede ver una representación del cielo en la que aparecen las constelaciones zodiacales y la configuración del cielo de ese tiempo, mediados del siglo I a/C.

.

-Con un poco de paciencia y teniendo conocimiento previo de astronomía y astrología se puede ir identificando lo que hay en el techo de la sala Hiposita del Templo de Dendera cuya cúpula se conserva en París.

En primer lugar conviene saber que al Sol lo representan con la imagen de un halcón coronado, y que el comienzo del año es cuando la estrella Sirio nace por el horizonte Este justo antes de la salida del Sol, antiguamente el 19 de julio.

En la imagen del barquero y el halcon encaramado, se representa el inicio del año de los egipcios: el halcón subido en los alto de una plataforma es la representación del Sol, y el barquero es el dios Osiris que representa a la estrella Sirio.

Conociendo la imagen del Sol podemos entrar con suma facilidad al jeroglífico del techo de Dendera, con esa información abrimos la puerta para entrar en territorio hasta ahora desconocido para muchas personas.

Esta es la puerta de entrada al techo del templo. En la parte inferior del fragmento hay una figura que tiene dos estellas sobre su cabeza; se trata de la estrella Sirio y su compañea la beta Mirzam, en la parte inferior dos estrellas más; Aludra y Adhara la gamma y la epsilon del Can Mayor.  Sobre la figura se levanta una atalaya en la que se coloca el halcón coronado que es la representación del Sol, señalando de un modo claro el día del año al que está referido este cielo. Al abrir la puerta sabemos que este es el cielo de un dia de verano cercano al 19 de julio.

Astronómicamente no existe ninguna dificultad para ir reconociendo el cielo del techo del templo de Dendera, donde están representadas las doce constelaciones zodiacales así como el resto de las constelaciones antiguas y las estrellas más brillantes del hemisferio norte, entre las que se incluyen las estrellas errantes, es decir, los planetas. Además aparecen 36 figuras en el exterior representando a los decanatos y las 36 estrellas más importantes de esos sectores del cielo.

Aries y Piscis están bien representados; Aries un carnero con la cabeza vuelta y  Piscis con dos peces que están atados por su cola formado un lazo que sujeta la diosa leona que se relaciona con la estrella Al-Pherg, la alfa de Piscis. El otro personaje es una representación de la estrellas Baten Kaitos, Mira y Menkab  de la Ballena.

En este fragmento señalado se puede observar en primer lugar de la derecha al Toro celeste, un poco la izquierda los dos personajes sujetos de la mano que son los gemelos y a continuación está el dibujo del cangrejo celeste.  Entre el trasero del Toro y los Gemelos hay un personaje que lleva algo en las manos.  Se trata de la constelación del Auriga y la estrella Capella.

El León, la Virgen y la Balanza también se distinguen perfectamente en el techo de la sala Hiposita. La imagen del león es inconfundible, a la izquierda del fragmento también se puede ver con claridad la Balanza con sus dos platillos pendiendo, y entre la Balanza y el León está la imagen de la Virgen celeste.

Capricornio, Sagitario y Escorpio también están claramente representados uno al lado de otro siguiendo el orden zodiacal invertido o especular.  Estos mismos dibujos zodiacales se pueden ver de igual manera, pero en la zona exterior del templo donde también se dibujan los signos zodiacales y las estrellas con las que se relacionan.

Capricornio y Acuario se dibujan con nitidez en el techo interior del templo de Dendera y también en los techos exteriores que se han conservado a la perfección. 

.

Además de las estrellas y las constelaciones zodiacales en el techo del templo también están representadas las constelaciones más importantes y conocidas en la época, junto con las estrellas de mayor magnitud que las componen.

En ese cielo se puede distinguir, en la zona intermedia entre la constelación del Toro y la del Can Mayor con la estrella Sirio, a la constelación del cazador Orión que le sigue su perro que a su vez representa la constelación del Can Menor y la estrella Procyon.

La constelación que nosotros conocemos como la Osa Mayor, en el cielo de los egipcios se representa por una diosa en forma de hipopótamo, pues en esa parte del mundo no existen los osos pero sí que existían los hipopótamos. 

Para los egipcios con el hipopótamo hembra se representaba a la diosa Tueris, Ta urt, “la Grande” una diosa de la maternidad y de la lactancia del recién nacido a la que también conocían con el nombre de Apet y con la forma de un hipopótamos hembra con los pechos caídos y en posición erecta sobre sus patas traseras.  

Siguiendo con nuestro paseo por el jerogífico del techo de Dendera podemos analizar la parte inferior del dibujo de Acuario, donde se puede observar la imagen de una res con un disco solar sobre su cornamenta, representando a la diosa del cielo Hathor y a su lado un ganso, que es la forma que adopta el dios Geb para mantener relaciones sexuales con la diosa celeste. Sobre el lomo de la res destaca una estrella de cinco puntas que se corresponde con la estrella Fomalhaut.

Y para no cansar al lector, vamos buscar ahora los planetas de este cielo, aunque a decir verdad ha habido otros descifradores que me han allanado el camino, pero tambien me han confundido y me han hecho trabajar mucho.

.

Entre las constelaciones zodiacales o muy cercanas a ellas aparecen los dibujos que representan a los planetas de ese cielo, todas ellas son semejantes y están representadas por la imagen de un ser humano que lleva una especie de capucha colgante y una estrella sobre la cabeza.

En este fragmento señalado se distingue la silueta de uno de los planetas que representa  a Júpiter y que está muy cerca de la estrella Sirio y el Sol, señalando así el inicio de un año muy especial.  A su derecha están las figuras de los Gemelos, y en la parte superior izquierda está el dibujo del Cangrejo celeste.

La figura que representa al planeta Saturno es muy semejante a la anterior. En esta ocasión se sitúa justo al lado de la balanza derecha y la imagen de la Virgen. Sobre su cabeza se divisa una estrella de cuatro puntas.

.

Con estos datos ya es posible calcular astrológicamente el cielo que hay representando en el techo del templo de Dendera. El Sol ha de estar sobre la estrella Sirio, Júpiter a continuación en  Cáncer y Saturno al principo de Libra. Con estos datos se localiza el siguiente cielo correspondiente al día 12 de julio del año 50 antes de Cristo.

Sobre el lomo de la imagen de Capricornio aparece otra figura semejante a las anteriores que en este caso es la representación del planeta Marte.

El planeta Mercurio está representado por otra figura semejante que está situada al principio de Leo pasado el Cangrejo celeste.

Y el último planeta conocido en esa época es Venus que se localiza su imagen entre la figura del Leon y la Virgen, justo entre un signo y otro, tal y como se puede observar en la carta del cielo del día 12 de julio del 50 a/c.

.

Hay otros investigadores que, por ignorar algo tan elemental como es una carta astrológica, sitúan al planeta Venus en la zona de Piscis, confundiendo la imagen de Nefitis con la de su hermana gemela Isis.

.

Ambas diosas son iguales, se representan con la misma imagen de mujer y para distinguir a una de otra solo se puede hacer mirando el tocado que llevan sobre su cabeza.  La diosa Nefitis, que es la representación de Venus, lleva sobre su cabeza una pequeña copa o cesta muy semejante a la que usa la diosa mediterránea Tanit.

Nefitis- Venus

Tanit de Alicante

Isis se distingue de su hermana Nefitis por el tocado de su cabeza, Nefitis lleva una copa o canasta mientras que Isis lleva un símbolo en forma de L y un rectángulo en el interior.

No es necesario tener vista de águila para darse cuenta de que la imagen que se representa en el techo del templo de Dendera es la de la diosa Isis.  En esa imagen la vemos con su cetro y su inconfundible y único tocado sobre su cabeza.

Este es, con una posibilidad de error casi 0, el cielo astrológico de Dendera, aunque resulte polémico para los descifradores que me han precedido y que han descrito a Venus en la posición de la Luna, un error que ningún astrólogo hubiera cometido porque todos sabemos que Venus no se puede alejar más de dos signos del Sol.

Con este desciframiento del cielo del techo del templo de Dendera, se abre otra polémica, pues la imagen de Isis en el lugar donde está la Luna no puede ser un error de quienes construyeron ese techo tan preciso. La diosa Isis, en el techo de Dendera es la representación de la Luna, lo que significa que la diosa Isis tiene una relación directa con la Luna o bien la representa directamente.

Visitas: 2756

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Tito Macia para añadir comentarios!

Participar en Tito Macia

Comentario por Gabriel José Díaz Carrillo el agosto 18, 2015 a las 3:42pm

Genial Tito!! Lo veremos con otros ojos bajo el manto de la sabiduría. Gran trabajo.

Comentario por americo ayala jr. el agosto 18, 2015 a las 2:03pm

Congratulaciones, maestro. Hermoso y erudito texto.

© 2017   Creado por Tito Maciá.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio