Tito Macia

Astrología una manera distinta de percibir la realidad

Antonio Machado mucho más que un poeta, un capricho del Guionista.

El día 22 de febrero de 2014 se cumplen los setenta años de la muerte del poeta Antonio Machado.

.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.
,

Antonio Machado nació en Sevilla el cálido 26 de julio de 1875 y murió en Colluire, Francia el día 22 de febrero de 1939.

.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar

Un Sol en leo que le otorgó una creatividad ilimitada y la Luna exaltada en Tauro y en recepción mutua con Venus, una sensibilidad extraordinaria.

.

El año en que tuvo que marcharse de la vida, en el cielo de su revolución solar habían señales de muerte.

Marte y Plutón asediando al Sol y la Luna en las puertas de la casa VIII, el escenario de la muerte.

¡Oh, la saeta, el cantar 
al Cristo de los gitanos, 
siempre con sangre en las manos, 
siempre por desenclavar! 
¡Cantar del pueblo andaluz, 
que todas las primaveras 
anda pidiendo escaleras 
para subir a la cruz! 
¡Cantar de la tierra mía, 
que echa flores 
al Jesús de la agonía, 
y es la fe de mis mayores! 
¡Oh, no eres tú mi cantar! 
¡No puedo cantar, ni quiero 
a ese Jesús del madero, 
sino al que anduvo en el mar!
.

Los atacires del muerte, el reloj de todas las muertes también tenían su campanario tañendo de luto. Los atacires de Marte y Plutón ocupaban los lugares adecuados.

 

El atacir de Marte, en el ciclo de 156 años, llegba hasta la cúspide de la Casa VIII, al mismo tiempo que el atacir de Plutón llegaba su Ascendente, cumpliendo se la única regla que dice que: "los planetas escenifican su influencia cuando por atacir llegan al Ascendente.

.

Nunca perseguí la gloria 
ni dejar en la memoria 
de los hombres mi canción; 
yo amo los mundos sutiles, 
ingrávidos y gentiles 
 como pompas de jabón. 
Me gusta verlos pintarse 
de sol y grana, volar 
bajo el cielo azul, temblar 
súbitmente y quebrarse.
.
En el reloj del año, el atacir del Ascendente, como la aguja de una maquinaria inexorable, llegaba al lugar de Stellium final.

Y así se fue el poeta, a su hora.

.
¡Oh, la saeta, el cantar 
al Cristo de los gitanos, 
siempre con sangre en las manos, 
siempre por desenclavar! 
¡Cantar del pueblo andaluz, 
que todas las primaveras 
anda pidiendo escaleras 
 para subir a la cruz! 
¡Cantar de la tierra mía, 
que echa flores 
al Jesús de la agonía, 
y es la fe de mis mayores! 
¡Oh, no eres tú mi cantar! 
¡No puedo cantar, ni quiero 
a ese Jesús del madero, 
sino al que anduvo en el mar!


Visitas: 787

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Tito Macia para añadir comentarios!

Participar en Tito Macia

Comentario por Tana Rosa el febrero 23, 2014 a las 6:52pm

Preciosa y concreta interpretación. Gracias.

Sobre

Tito Maciá creó esta red social en Ning.

© 2019   Creado por Tito Maciá.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio