Tito Macia

Astrología una manera distinta de percibir la realidad

¿Qué son las influencias astrológicas.? ¿Ángeles o demonios,?

El modo en que actúan las influencias astrológicas sigue siendo un misterio a principios del siglo XXI, se barajan numerosas hipótesis a cual más plausible, pero no está claro, la influencia astrológica continúa siendo enigmática.
.
Hace años pretendimos averiguar el modo en que actúan estos influjos, pensamos que los planetas son emisores de ondas electromagnéticas de una determinada frecuencia, y que en su batir constante forman ciclos de tiempo que actúan como un reloj biológico, y en buena parte eso es evidente que es así, pero no resuelve la incógnita.
.
Parece incuestionable que si hay algo que se emite desde el cielo astrológico, lo emiten los planetas o éstos actuan como canales de emisión, así que podemos decir que una parte del misterio está resuelto; los planetas emiten, no sabemos de qué manera, un influjo que nos afecta y nos influye en el temperamento, en el carácter, en las afinidades electivas de personas, colores, músicas, bailes, intereses, tiempos o lugares, es decir, la influencia de los astros nos hace preferir una cosa o una persona en vez de otra, eso lo sabemos.
.
Lo que es más complicado de aclarar es cómo recibimos esa influencia, a través de que órgano de percepción. La influencia astrológica no se percibe con ninguno de los cinco sentidos, eso es evidente. No se sabe cómo recibimos los mensajes del cielo, podemos barajar hipótesis con las limitaciones propias de cada uno. Creo que los receptores de las emisiones celestes están localizados en la zona craneal. Tenemos todo un sistema de recepción de ondas electromágneticas formado por los cristales microscópicos de hematites, se trata de los cristales de mayor índice de refracción, mucho mayor que el diamante.
.
Los conocimientos que nos transmiten los científicos actuales no permiten comprender la función de ciertos materiales cristalinos, el poder de los cristales. Sea como fuere se puede pensar que en nuestra corteza craneal hay unos cristales semejantes a los que componían las emisoras de radio antiguas, donde cada cristal captaba una determinada longitud de onda, cada cristal podía conectar con una emisora determinada. Pues algo así tenemos en la cabeza donde se van recibiendo lo que emiten las diferentes emisoras planetarias que van cambiando todo el tiempo, como los mensajes de Facebook. La hipótesis es que tenemos conexión con una especie de superinternet celeste que nos conecta con todo lo que se emite desde el Universo, incluyendo la música de los planetas.
.
Si aceptamos que desde los planetas recibimos una influencia, que los planetas emiten algo que nos influye, que nos hace tender hacia un tipo determinado de vida, que nos lleva a buscar un tipo determinado de persona para relacionarnos, que nos influye a la hora de depositar nuestro voto democrático, que interviene en los gustos, a través de los colores, de los sabores, que esa influencia inclina a organizarse la vida de un modo u otro, es lícito pensar; ¿Quién hay detrás de ésto? ¿Qué tipo de inteligencia ejerce ese influjo? ¿Cómo llamarle a eso?.
.
Podemos pensar que los planetas son como pastores celestes, se les puede ver así, y nosotros las ovejas del rebaño, algunas descarriadas, y los influjos de los planetas lo ejercen a través de los perros pastores, o también pastores de valla eléctrica, que si te sales te da un zumbido que te quedas frito.
.
Pero está claro que ni las energías planetarias son pastores ni nosotros ovejas. Los antiguos les pusieron nombre a estos influjos, les llamaban los ángeles y demonios y tanto unos como otros tienen una manera reconocida de actuar.

.

Los ángeles y los demonios,  o los influjos planetarios, ejercen su acción a través de su interferencia en nuestra mente, primero en forma de inducción, como una persuasión que puede ser más o menos intensa, se percibe como un estímulo que también puede llegarnos a través de otras personas que nos ponen cosas en la cabeza que no teníamos, es decir que interfieren en nuestra mente, que nos tientan, nos instigan o nos inducen a hacer cosas que no pensábamos hacer. Así influyen éstos ángeles o demonios, en primera instancia.
.
Cuando una energía planetaria está sobrecargada, porque no ha podido fluir a causa las condiciones físicas o sociales cada uno de nosotros, entonces se experimenta una obsesión, que es el estado en el que la mente se siente asediada, algo así como una idea fija que amenaza el equilibrio mental. La obsesión no te deja ver claro el asunto del que se trata.

De esa manera actúa el influjo de los planetas, primero incitan, instigan, nos estimulan, nos tientan, nos hacer sentir que sabemos las cosas por intuición y si no logran fluir de este modo, entonces se sobrecargan y provocan obsesiones, atacan a la mente y te llevan a pensar en cosas que no son propias de tu voluntad.
.
La mente es como un árbol y los pensamientos son como los pájaros, el influjo planetario puede comportarse como una gran bandada de aves que ocupan todo el árbol. Podemos reconocer esos estados cuando ocasionalmente tenemos la mente absolutamente ocupada con un tema, cuando estamos apasionados u obsesionados con algo, De esta manera se puede sentir el influjo de los planetas.
.
Cuando hay mucha carga de energía astrológica de un planeta y se llega a la saturación, a causa de no haber podido dejar fluir la energía planetaria, entonces surge la posesión, que es cuando perdemos el control sobre nuestros pensamientos, palabras o actos, cuando no tenemos conciencia de lo que hacemos y nos entregamos al influjo celeste, ya sea angelical o demoníaco, depende del tipo de planeta y de la energía que se deben liberar, es en eso momentos cuando estamos poseídos.
.
Una de las posesiones típicas de las edades tempranas son las posesiones del influjo del ángel o demonio de Venus, según como se quiera ver. El influjo de Venus inicia su emisión entre 14 y 15 años y se va intensificando a ciertas edades, pero es en esas edades juveniles cuando nos comienza a pasar por la cabeza ideas que interfieren en nuestra mente, pensamientos en temas que antes no teníamos, aparecen personas que nos tientan, nos instigan o nos inducen a hacer cosas que no pensábamos hacer, y así se nos meten en la cabeza los temas románticos.

.

Si no se logra realizar lo que el influjo de Venus demanda, que nos acaricien y poder acariciar, que nos besen y poder besar, y que podamos disfrutar de la experiencia de hacer el amor con la persona deseada. Si eso no se logra, el influjo planetario o la fuerza del ángel aumenta y aumenta hasta llevarnos a la obsesión y no podernos quitar de la cabeza un pensamiento con contenido romántico o sexual focalizado en una persona de nuestro entorno. Cuando Venus no fluye bien nos obsesionamos con los temas de amores, con una persona que a veces es un amor imposible.
.
Las personas que llegan a los 24 años sin haber tenido la oportunidad de dejar fluir la energía de Venus suelen caer en el estado de posesión y entonces pierden la conciencia y la dignidad y todos los valores que le habían transmitido sus padres y educadores y se lanzan a una vida sexual lo más desenfrenada posible o con personas de diferente edad o de países alejados, posesos del ángel o demonio de Venus.
.
Es cierto que hay personas que padecen frecuentemente este tipo de posesión, suele ocurrir a las personas de Piscis, Libra o Tauro y aquellas personas que tienen un componente Venus fuerte, y que viven en zonas de influjo saturnino, como pueden ser los países islámicos o la Meseta española. Se trata de personas que por razones culturales, sociales o religiosas se privan de llevar una vida sexual acorde son su naturaleza y tienen una vida de extremada pobreza sexual, por ello pueden experimentar, primero obsesiones y luego “posesiones” de Venus como los “Amantes de Teruel”.
.
Podemos imaginar un haz de hilos finos de los que pendemos, un hilo fino atado a cada planeta que en su circular le va dando un mínimo impulso gitarorio al hilo y hace que se mueva algo aquí abajo en nuestra mente. Podemos estar poseídos por una música e ir canturreandola todo el rato la misma melodía, podemos igualmente estar obsesionados por una idea del tipo que sea y vamos todo el tiempo pensando en lo mismo hasta que hacemos algo que descarga la energía del planeta.
.
Podemos estar obsesionados por el influjo lunar por disponer de una Luna fuerte o bien recibida, y entonces siempre se nos notaran 40 kilitos de más, porque el influjo lunar puede incitarte, estimularte o tentarte y tu no puedes parar de comer aunque quieras, eso es una de las maneras en las que se puede estar influido por la Luna. ¿Es un ángel la Luna o un demonio? Creo que la Luna merece un capítulo aparte, pero como el resto de las influencias astrológicas tiene una parte luminosa y otra fuerza oscura.
.
Se puede estar estimulado por el influjo de Mercurio, entonces sentimos la necesidad de hablar, escribir, decir, comunicarnos con los demás, sobre todo si se tiene un fuerte componente mercurial, pero si esto no se logra entonces nos obsesionamos con nuestras ideas le damos mil y una vuelta a un mismo asunto, si transcurrido un tiempo no hemos logrado comunicarnos, entonces es cuando puede surgir la posesión, cuando eso ocurre estamos poseídos de la la razón, de la lógica, de la oratoria y hablamos o escribimos más que en otros momentos, es cuando estamos desaforados, como les ocurre a los chavistas o o a los kukas argentinos cuando les da el brote y están poseídos por el demonio.

En ese estado mental de posesión mercurial, no tenemos en cuenta las necesidades sexuales de nadie, ni las afectivas, ni las estéticas ni las medidas de confort, ni calidad del alimento y un largo etc. Por eso la mayoría de los mercuriales aunque son muy listos están escuálidos y no disfrutan mucho del amor.

¿Son ángeles o demonios?

Visitas: 1969

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Tito Macia para añadir comentarios!

Participar en Tito Macia

Comentario por Alma Gonzalez el agosto 29, 2016 a las 11:50pm

Magistral articulo,

Una gran computadora cosmica,

el Dios hebreo.

Comentario por Noreen June el noviembre 9, 2013 a las 12:50pm

Excelente articulo y pensar que creemos que lo controlamos todo y realmente no controlamos nada... Gracias por su dedicacion.

Comentario por Carlos Enrique Arevalo Sagastume el febrero 9, 2011 a las 12:13am
SI TITO, ESO ME RECUERDA A LA LUNA Y SUS TRES FASES, LA BALSAMICA (FALTANDO POCO PARA TRANSFORMARSE EN NUEVA), LA  CRECIENTE Y LA LLENA, CON VARIOS NOMBRES DESDE HACE MILENIOS, DESDE CALDEA, GRECIA, ROMA, ETC, CIBELES, HECATE, DEMETER, SEGUN SUS MANIFESTACIONES, LAS CUALES MARCAN LA RONDA A TRAVES DEL ZODIACO, E INDICANDONES QUE TODO ES CICLICO, NO EXISTIENDO NADA ESTABLE, NI BUENO NI MALO, YA QUE ESTOS CONCEPTOS, NO OBEDECEN A LA ETICA, SINO A LA ESTETICA.  NO HAY DUALIDAD EXCLUYENTE, SINO AL IGUAL QUE EL YING Y EL YANG, JAMAS ES COMPLETAMENTE BLACO, NI COMPLETAMENTE NEGRO, SON COMPLEMENTARIOS.  COMO EL ABRAXAS, SIENDO LUCIFERINO, "SATANICO" O SANTO, AL IGUAL QUE PLUTON.
Comentario por Luz Maria Salazar el febrero 8, 2011 a las 10:00pm

Tito que bien!!! es una buena mirada de como podemos percibir las diferentes manifestaciones planetarias, la dualidad... la sombra y la luz... ambas reflejadas por los Planetas y así mismo 

con- tenidas dentro de uno 

Comentario por Luis Michel Fox E. el febrero 8, 2011 a las 5:53pm
Muy buena explicación. Muy mercurial
Comentario por humberto raul hernandez hernande el febrero 8, 2011 a las 5:45pm
excelente analogia don tito
Comentario por Alma Ajo el febrero 8, 2011 a las 11:56am
Bueno, Castaneda describió en sus libros la forma en que percibimos, y que fue descubierto por los grandes videntes de México antiguo,  algo incomprensible para los occidentales, y es el punto de encaje situado en los omoplatos y que consiguen alinearse a bandas de energia que están dentro y fuera de nosotros , algo así como un dial de radio. Tampoco es tan descabellado.
Comentario por Tito Maciá el agosto 17, 2010 a las 8:03pm
Ivan,la hematites roja es muy recomendada en el lapidario de Alfonso XII y son dificiles de conseguir.
Comentario por Ivan Toral el agosto 17, 2010 a las 7:38pm
Excelente, como siempre, tu sintaxis didáctica y facilitadora.

¿La hematita debe usarse en bruto o acerina pulida (gris metálica)? He conseguido unas en bruto, rojas, como sangre seca, tostada y al parecer están dando buenos resultados en mis pacientes.

Sobre

Tito Maciá creó esta red social en Ning.

© 2019   Creado por Tito Maciá.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio