Tito Macia

Astrología una manera distinta de percibir la realidad

MUNDO MAYA El enigma de códice Dresde. 2012. La Luna y el calendario de los 12 años Calendario de Venus y Marte

El códice maya hallado en las calles de Dresde por un soldado ruso después de un bombardeo de la ciudad en la Segunda Guerra Mundial, no es un códice sino varios. Los códices de Dresde son una colección de calendarios mayas que en su mayoría son años Tzolkin de 260 días, sin embargo en este códice hay muchos otros calendarios con distintas medidas de tiempo, precisamente el último códice, el octavo códice, el códice secreto contiene una medida de tiempo de 5200 años.

Ahora vamos a ver un calendario no tan largo, pero mayor o más amplio que los anteriores, pues este calendario da fín a una serie de 12 calendarios Tzolkin.

Los calendarios Tzolkin de los Maya que vienen dibujados en el códice de Dresde, siguen una secuencia especial como se puede observar en las estampas jeroglíficas de la banda superior del segundo fragmento del Códice de Dresde, en ese plano hay doce calendarios Tzolkin, y el último de la serie, el que hace el número doce, formado por dos estampas, es un calendario muy especial, pues incluye al final una tabla de gliflos que describen un ciclo te tiempo en el que sincronizan el ciclo de Venus con el de Marte.

Primera parte del calendario jeroglífico

Este calendario, como los demás está compuesto por días que se pueden contar contando a la manera Maya, es decir, sumando los días rojos a los negros sin pasarse nunca de 13.

La imagen de la mujer sentada es una representación de Ixel, la diosa de la Luna, una pieza clave en los calendarios Maya. Este calendario comienza con una neomenia de la Luna con Venus, probablemente la que ocurrió el 9 de febrero de 1046. El glifo que define o señala la neomenia lunar con Venus, es ese que tiene forma de M
.


Cada uno de los glifos de la parte superior de los números representa a los fenómenos celestes más importantes que se pueden ir observando en el cielo a lo largo de ese año.

Este es un glifo compuesto que viene a decirnos que "ha entrado una estrella nueva en el marco de la ecliptica", y así es, es ese año Júpiter ya se sitúa en la zona de la ecliptica en espera de que más adelante Venus se coloque en la otra parte de la Galaxia. El subfijo en forma de cascabel, significa estrella -los cascabeles son estrellas, y el glifo central, el inferior es una representación de la banda zodiacal.

.

Este calendario es diferente a los demás porque se inicia con dos filas de grifos en vez de una. Vamos a ver como funciona:

Nos colocamos en el primer fragmento y se observa un número 7 de color rojo sobre las filas de glifos de los días.

Se cuenta 7 rojos iníciales a los 3 negros que hay en la primera columna; 7 más 4 suman 10 rojos que están en la siguiente columna; 10 rojos más 2 negros, 12 rojos, que es la última cifra de este fragmento.
.
Segunda parte del calendario jeroglífico

12 rojos de la columna anterior más 7 negros de la primera columna de este segundo fragmento suman 19, pero el sistema maya no permite pasar de 13, así que restamos 13 y nos queda un 6 en rojo.

6 rojo más 9 negro son 2 rojos (en el dibujo falta uno) 2 rojo más 3 negro son los 5 rojo de la penúltima columna.

5 rojo más 2 negro son 7 en rojo que es el mismo número inicial con el que se repite la cuenta.

Contando de esta manera se obtienen secuencias de 26 días. 26 días por 10 vueltas suman 260 días del calendario Tzolkin

Al cubrir un espacio tiempo de 12 calendarios Tzolkin se llega a una sintonización entre los ciclos de Venus con los de Marte y los mayas lo recogían en este tipo especial de calendario Tzolkin doble

El planeta Venus completa un ciclo de vaivén en el horizonte cada 260 días, lo que forma un año Tzolkin; 12 años de Venus suman 3120 días, los mismos días que tienen 4 años de Marte cuyo ciclo es de 780 días que multiplicado por 4 suma igualmente 3120 días, por eso el último calendario es distinto y muy especial ya que cumple la función de sincronizar los dos ciclos; el de Venus con Marte

Al final de este doble calendario Tzolkin hay una tabla de glifos que nos desvelará el misterio.

Para leer esa tabla que contiene cuatro columnas de glifos, conviene recordar que la lectura de los glifos mayas se realiza de arriba abajo, empezando por la columna de la izquierda.

La primera columna está encabezada por el glifo de Men, encima está la cifra 2, (aunque en esta reproducción no se ve bien) lo que significa que la cuenta empieza al día 2 de Men.

Desde el día 2 de Men hasta el día 2 de Chuen, que es el glifo que está debajo, contando a la manera de contar de los Maya, restando trecenas, usando la tabla de contar días, hay 156 días.

Desde el día 2 de Chuen hasta el día 2 de Manik hay otros 156 días, e igualmente ocurre con todos los demás.

Desde un día de la tabla hasta el siguiente día hay 156 días que multiplicado por 20 da la cifra de 3120 días, los 12 años de Venus (260x12 =3120) y los 4 del planeta Marte. (780x4=3120 días).
Así de perfectos son los calendarios Maya

Visitas: 1723

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Tito Macia para añadir comentarios!

Participar en Tito Macia

Sobre

Tito Maciá creó esta red social en Ning.

© 2019   Creado por Tito Maciá.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio