Tito Macia

Astrología una manera distinta de percibir la realidad

MUNDO MAYA. Las pléyades un enclave celeste muy especial para los Mayas


La incógnita o el secreto que encubre la llegada del año 2012 tiene su origen en el manuscrito Maya conocido como el Códice de Dresde, un manuscrito compuesto por estampas jeroglíficas que, además de contener un calendario que explica detalladamente como será la llegada del año 2012, contiene un importante número de calendarios, en su mayoria formado por calendarios de años Tzolkin de 260 días cada uno, como es el caso de la doble estampa jeroglifica de la parte inferior del segundo folio del códice que vamos a tratar de identificar en esta ocasión.

En la parte de la izquierda de la doble estampa jeroglífica se observa una columna de glifos de los días, encabezada por la cifra 13 de color rojo, que empieza por el dia de Lamat (la deidad de la estrella grande) sigue por el dia de Ahau, luego Eb, Kan y finalmente Cib.

El sistema de cuenta del calendario Maya es muy sencillo, se empieza la cuenta del año Tzolkin por el día 13 de Lamat, se añaden 28 dias (el glifo del meloncillo que se rie son 20 y la barra con tres puntos son 8) y contando de la manera de contar los Mayas se llega al dia 2 de Cib (no está el glifo de Cib, pero se sabe que es ese día). Se añaden 24 (el otro glifo del meloncillo que se rie y la cifra 4) y llegamos al 13 Ahau que está dibujado en segundo lugar de la columna incial.

Se repite la cuenta cinco veces y se llega a los 260 días del año Tzolkin.

Ya tenemos identificada una parte del jeroglifico. Lo siguiente es identificar las imágenes de la estampa.

La imagen la mujer sentada que hay dibujada en la estampa de la izquierda es una representación de la diosa Ixel, la deidad de la Luna, la tejedora de los tiempos. Sobre su imagen está el glifo que representa a la Luna en forma de glifo de cabeza que lleva una boluta redonda que le cae de la frente, la misma que lleva en el interior de la cabeza.

Sobre el glifo de la Luna hay otro glifo de cabeza que representa al planeta Venus en el momento de pasar por encima del Sol, por eso lo dibujan con el ojo cerrado.

En la parte derecha de la estampa jeroglífica, hay dos glifos de cabeza uno sobre otro, el de la parte superior es el glifo de Venus en el momento de pasar por encim,a del disco solar y el de la parte inferior, el glifo de cabeza que tiene el ojo cerrado, un cascabel delante y cinco bolitas en la parte inferior, dos más grandes a los lados y tres centrales más pequeñas, es el glifo que representa a la deidad descarnada que hay dibujada en la estampa.

Para identificar el significado de este glifo y de la diedad con la que se corresponde, he calculado el cielo para el dia 24 de Mayo del año 1032, cuando hubo un eclipse de Venus sobre el Sol, algo que no habia ocurrido hacía más de 120 años.

Para ver con más claridad voy a ampliar el dibujo del eclipse de Venus sobre Sol, haciendo un dibujo de la secuencia del paso de Venus sobre la esfera del Sol.

Pero ¿veían con sus propios ojos pasar a Venus sobre el Sol? Si, definitivamente si, los astrologos Maya sabían calcular el momento exacto en que iba a ocurrir ese fenomeno más mil años antes que los europeos, como se demuestra en este Códice Maya.

Los Maya usaban espejos ligeramente cóncavos de obsidiana y en su reflejo veían de manera espléndida los eclipse de Sol normales, y los eclipses de Venus, se sabe que es seguro porque dibujaban el paso de Venus sobre el Sol en sus estampas, tal como se observa en el folio 12. .

Pero en esta ocasión lo importante es identificar ese ser descarnado que aparece en la estampa. Los estudiosos de la cultura Maya lo conocen con el nombre de Dios A, Ah Puch o el Dios de la Muerte. Sin embargo al no poseer la información adecuada para el desciframiento, desconocen su verdadero significado.

En esta estampa jeroglifica se nos muestra el cielo, igual que en el resto de las estampas jeroglíficas que componen este códice. Veamos una vez más el cielo que ver si nos aclarara algo.

¡Bien! ¿Qué vemos?

El eclipse de Venus sobre el Sol está ocurriendo en la zona del cielo que nosotros conocemos como Tauro y que los Maya conocen como Izamatul, el Conejo. Al lado del Sol se observa a las Pleyades, eso eso lo que quiere decir la estampa, que el eclipse ocurre en la zona del cielo que está al lado de las Pléyades.

El glifo que representa a las Pléyades así como su imagen se va repitiendo a los largo de todo el Códice.

La Importancia de esta zona del cielo es a causa de que es en esa parte del cielo y en la de enfrente, donde puede ocurrir los eclipse de Venus o Mercurio sobre el Sol, porque en esas zonas está la Galaxia. Para entenderlo conviene pensar que nuestro sistema solar gira en foma de plato y que la Galaxia lo hace en forma de plato mucho mayor, tanto nuestro sistema como el de la Galaxia gira en el mismo plano, por eso cuando se encuentran planetas por esta zona están en perfecta conjunción o conjunción real.

El caso es que el asterismo de las Pléyades es un miniconstelación muy visible e inconfundible, un mojón en el cielo de mucha importancia para el cómputo de tiempo de los mayas.

A partir de esta identificación se pueden comprender un buen número de estampas calendáricas del códice donde podemos ver a este punto del cielo converrtido en deidad. .
.
Las Pleyades y por extensión el glifo que las representa es una pieza clave en el sistema de cómputo de los tiempos Maya.

Los cascabeles que adornan la imagen de la deidad delatan que se trata de un asterismo de estrellas, donde cada cascabel es una de las estrellas de las Pléyades.

Visitas: 4154

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Tito Macia para añadir comentarios!

Participar en Tito Macia

Comentario por Jose Enrique Barranco Riveros el agosto 25, 2010 a las 3:54pm
Muy interesante Tito. Estoy fascinado. Creo que tu libro (que aún no he leído, aunque sí he visto tu presentación en youtube) tranquilizará a mucha gente con respecto al tan comentado "fin de los dias" que se dará, según la cienciaficción, en el 2012.

Como bien dices no es más que un momento cíclico que se repite a traves de los tiempos para que la Madre Tierra se renueve. Según tengo entendido, la primera profecía maya dice que estamos en un período de transición "tiempo del no tiempo" que va desde 1992 al 2012, en total 20 años.

Ya era mi impresión por lo que pude ver ya hace años, que estábamos en ese período que puede denominarse como apocaliptico en el que, como ha podido y puede verse, hay numerosas guerras, luchas por el petróleo, intentos descafeinados de buscar una paz, del todo efímera, y no realmente DESEADA.

No es de extrañar que el ser humano, envuelto en todo ese caos, se encuentre perdido, con altos niveles de angustia, de insatisfacción que nos hagan buscar una solución rápida que aplaque dichas emociones. Pero también dichas soluciones, adquiridas en una huída promovida por el miedo y la falta de conexión con nuestro ser, serán estériles. Esta desconexión con nuestro ser, hace del sueño, una pesadilla. De la necesidad de estar sólos en comunión con nuestra esencia más espiritual, un continuo y ajetreado convivir con otros seres que buscan su esencia, su ser, a través de otros. Esto, sin duda hará que la convivencia con los demás, y con nosotros mismos se base en el miedo y el egoismo creando relaciones con una total ausencia de armonía.

Es pues necesario que en este período de Tiempo del no Tiempo, aprendamos a identificar nuestras emociones, a poner rumbo a nuestras vidas, a despertar con una nueva escala de valores que sólo pueden venir viviendo y actuando desde un lugar de amor hacia nosotros mismos, como seres en conexión con nuestro ser más elevado. Ësto, a mi entender, nos hará vibrar en una escala superior, haciendo que nuestra vida se acople al nuevo vibrar de la Madre Tierra, y del macrocosmos.

Esta es y sigue siendo la enseñanza Tolteca, con la que he tenido el gusto de topar. No desprecio, sino aliento a las miles de personas que, conscientemente, o incoscientemente, se han visto adquiriendo sabiduría en algún tema de sanación o curación, en todos los niveles inimaginables, y por medio de tan variopintas técnicas. Tengo la esperanza de que esas personas, que conscientemente han tomado el camino de ayuda al prójimo durante el inicio de este período de veinte años, serán la salvaguarda de aquellos que, una vez terminado dicho período (2012) no hayan despertado del sueño del planeta y sigan aferrados a la fe materialista de nuestro mundo.

Saludos, y espero seguir descifrando más del códice Maya contigo.

Sobre

Tito Maciá creó esta red social en Ning.

© 2019   Creado por Tito Maciá.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio