Tito Macia

Astrología una manera distinta de percibir la realidad

MUNDO MAYA. El Ocaso en lo alto de la pirámide de Kinich Kad Moo

La pirámide de Kinich Kad Moo de Izamal, la antigua capital de los Mayas del Yucatán, es un enclave extraordinario para observar las puesta y la salida del Sol, así como la de cualquier astro.

.

-Ya está cayendo el Sol cuando llego a los pies de la enorme mole de piedras escalonadas que forman la descomunal pirámide.

¡Bueno! - hay que subir antes de que se haga de noche y entonces la cosa puede ser un poco más complicada, así que despido al cochero de camisa amarilla con dientes de oro, que lleva la calesa amarilla de riendas amarillas, que me ha traído hasta los pies de Kinich Kadmó. Allá bajo se queda el caballo el carro y el cochero.

Si una cosa tuve clara en el primer momento, es que por aquí no se sube, los escalones son enormes, no te alcanzan las piernas, hay que subir serpendeando las piedras como se puede.

.

La pirámide Kinich Kak Moo es claramente la estructura más grande de toda esta zona, y es muchísimo más grande que la pirámide del Sol de Teotihuacan, la superficie de la pirámide mide unos 200 metros por cada lado y la altura no la he calculado porque depende del lado por el que se suba.

.

Subiendo y subiendo se llega a una zona donde la tierra y la vegetación cubren buena parte de la ladera superior de la pìrámide.

-El Sol ya está muy bajo, las sombras son muy largas y aún no llego a la cumbre.

Ya sabia que por aquí no era la subida, en menudo lío que me he metido, ahora veremos por donde salgo. El cochero de camisa amarilla con diente de oro que conduce la calesa amarilla de riendas amarillas, está allá abajo mirando, supongo que el hombre estará sorprendido de que me haya encaramado por aquí, pero él no sabe que vivo en Sirventa que todo son todo peñas.

Es imposible imaginarse el tamaño que tiene esta pirámide, una montaña de piedras construída en medio de la jungla, un trabajo brutal, inconcebible para la mente actual. Tu sabes la que montaron los Mayas aquí, es más que alucinante.

.

Subiendo se llega a una especie de meseta sobre la que hay construida una pirámide superior.

La pirámide de Kinich está construida en dos plantas, una base enorme de 40.000 metros cuadrados y otra estructura ovalada que forma la parte alta de piramide.

.

Arriba de la pirámide hay un poste de madera que indica el lugar de la cima, me guiaré por ese poste para orientar mi visita.

Ya me queda poco, ya he subido lo peor, ahora veo una escalera de piedras delante de mi, y en un plis plás me soy a subir a la cima. -El arco iris me acompaña. ¡Será verdad que hay una olla de oro en el lugar donde sale el arco? Nunca he sabido en que lugar del arco está, si en el derecho o el izuierdo. -Un esfuerzo más subiendo escalones, que también son pesaditos de subir......... y ya estoy arriba.

Desde esta atalaya privilegiada se puede observar un cielo de una amplitud insuperable, ni siquiera en lo alto del Aconquija es el cielo era tan amplio. Aquí el arcoiris es tan grande que me cabe en el enfoque de mi cámara.

.

-Después de cualquier diluvio que se precie debe de aparecer un buen arco iris que anuncie su final. Hace menos de dos horas ha caido una tormenta descomunal, he tenido que refugiarme en casa de la familia de Florentino, un nativo maya que me acogido cuando llovía tanto,  parecía que el mundo se acababa ahí y ahora se abre toda una esperanza, este lugar es ideal para realizar las observaciones astronómicas que había planeado al principio del viaje.

.

Detrás del arco iris se abre un horizonte amplisimo, ni siquiera en el mar o en desierto se abre el horizonte tanto. El horizonte que se abre desde la cima de la pirámide es imposible de expresar, se tiene que venir aquí para verlo, es mucho más amplio que el horizonte de Montsegur y que desde cualquier lugar donde haya estado antes. Es un lugar fabricado para esto, para ver el cielo, aquí encima cabe mucha gente de manera cómoda.

Mi duda es terribe, si tuviera que ir a buscar la ola de oro que hay en el lugar donde nace el arco iris ¿en cuál lado del arco iris estará?

Tanto ahora, como en el tiempo en que este lugar fue construído, las puestas de sol son las mismas, igualmente espectaculares, impensables en otro lugar, me voy a dar la vuelta y voy a mirar ese ocaso de Sol´, el mismo que observaban los antiguos Mayas-

.

Tengo en mi cabeza la idea de, cuando baje un poco más el sol, hacer un reportaje gráfico de la puesta del astro rey desde la pirámide de la “guacamaya de fuego”, seguro que desde aquí obtendré buenas fotografias del Sol.

Desde este impresionante lugar, a esta hora de la tarde, el Sol se doblega, se rinde ante la noche que llega pronto, a astro rey cede su luz al albor del anochecer, esa extraña luz que lo impregna todo y los sella de misterios.

.

Este lugar es sin dudas un lugar de poder, debajo de estas piedras hay un ser sacrificado que lo matiene aún latente, no sé que es, pero me siento bien, este es el mejor lugar del mundo para ver lo que quiero ver. Es como subir el Castillo de Santa Bárbara en los años cincuenta, cuando aún era niño y ver el horizonte más grande que has visto en tu vida y sentirte bien y sentirte en casa.

Kinich o la guacamaya de fuego, aparece en el códice Dresde con un glifo que lo identifica, ese glifo es cómo una mano que sujeta un ser celeste con la S bajo el ojo que distingue a todas las divinidades del cielo.

Al anochecer se encendieron unos focos que iluman esa parte alta y es cuando se observa bien su forma aterrazada con una escalera central que mira hacial el sur, donde está la construcción principal de Izamal..

-

En el calendario, Kinich es una deidad de los cielos responsable de los grandes calores. El Bacab que le corresponde por ocupar el este, es el mismo lucero que se puede observar el el monumento de la fuente de la Plaza de los Luceros de Alicante, pero en esta cultura se lo conoce con el nombre de Chek su color es el rojo y le corresponde el Este.

.

En la página 49 del códice Dresde se asocia la imagen del glifo de Kinich al icono de la misma deidad celeste a la cual se le atribuye el lucero Marte.

.

Luego tendré la oportunidad de ver a los luceros, a cuatro de los cinco luceros desde lo alto de la pirámide de la guacamaya de fuego de Izamal, es un espéctaculo en condiciones unicas en el planeta, con una temperatura nocturna que sólo se puede definir como placentera.

.

Esperaré que llegue la noche........

Visitas: 461

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Tito Macia para añadir comentarios!

Participar en Tito Macia

Comentario por Teresa Jimenez martinez el mayo 26, 2014 a las 2:31am

Me encanta la descripción....la disfruto tal cual y la vivo. Gracias

Sobre

Tito Maciá creó esta red social en Ning.

© 2019   Creado por Tito Maciá.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio