Tito Macia

Astrología una manera distinta de percibir la realidad

A finales de la década de los años 20 el Ayuntamiento de Alicante propuso a concurso la construcción de una fuente situada en los ejes urbanos más importantes de la futura ciudad que ese tiempo se estaba diseñando. Entre otros proyectos se presentó el monumento diseñado por Daniel Bañuls, quién ganó el concurso y asumió la obra de la fuente.

Autorretrato de Daniel Bañuls

.

La Fuente de los Luceros o de los caballos, como la llamaban hasta los años sesenta, es un monumento artístico de estilo expresionista autóctono, que se inspira en la naturaleza y en los cuatro luceros o las cuatro estrellas errantes que brillan en el cielo estrellado.

.

En la parte baja del conjunto de esculturas que forman el monumento destacan los cuatro caballos que representan las cuatro fuerzas brutas de la naturaleza y las cuatro estaciones del año, simbolizan la conexión del mundo celeste y el terrestre y tienen marcadas las estrellas en sus sienes.

.

Los caballos fueron modelados en barro por las manos de Daniel Bañuls, luego se hicieron los moldes y se replicaron los cuatro caballos iguales en hormigón blanco. Para este menester colaboró en la obra Angel Custodio. (Curioso nombre)

El caballo, que se repite en las cuatro representaciones, tiene un rico contenido simbólico que expresa las fuerzas de la naturaleza en sus diferentes versiones.

El caballo es símbolo de abundancia, de fuerza dinámina y generosa cuya imagen era considerada como una divinidad de las aguas, pues en la antigüedad se creía que el caballo tenía el don de hacer brotar el agua con el golpe de sus cascos, tal como se puede apreciar en la representación de esta fuente.

.

El caballo Pegaso, golpeando con sus cascos hace manar la fuente Hippocrene (Fuente del Caballo) cerca del bosque sagrado de las musas, donde se reúnen para cantar, bailar e inspirar a los artistas. El sonido de las fuentes se agua favorecen la inspiración de los artistas.

.

Los caballos tienen la cabeza revirada hacia la izquierda y la pierna derecha con la rodilla un poco doblada. Los cuatro caballos dan la impresión de movimiento en dirección de giro y en su conjunto forman una figura dinámica como el de las antiguas cruces célticas que indican un movimiento de rotación alrededor de un centro, en este caso el centro de la ciudad de Alicante.

.

Este movimiento simbólico representa la generación de corrientes de energía naturales y cíclicas. El movimiento de giro de los cuatro caballos y la cruz céltica que forman, es completamente opuesto al movimiento de giro de la cruz svástica.

El movimiento que inspira la cruz que forman los caballos, es de giro centrífugo, exteriorizador, expansivo, es el mismo giro que podemos observar en el cielo, contrario a las agujas del reloj, mientras que la svástica contiene un giro centrípeto, cerrado, opuesto a lo natural.

A los pies del caballo, sujetándose de ambas patas delanteras, como surgiendo del agua aparece la figura de un elfo que simboliza cada una de las fuerzas de la naturaleza y también de los fenómenos atmosféricos.

.

-Los elfos se representan como seres que nacían cerca de los nacimientos de agua, eran de menguada talla, hermosos y bien formados. Su inteligencia y su habilidad era verdaderamente prodigiosa y divina. Se les consideraba poseedores de grandes tesoros. Temían la luz solar y se ocultan de la vista humana (quizás por esto se encuentran un poco ocultos, debajo del caballo, a la sombra) Cuentan que si por casualidad, durante las noches de Luna llena, se para una persona delante de ellos y los mira bien, les despierta el amor y pueden sentirse seducidos hasta hacerles sufrir abrasándoles de amor.

Sobre la cabeza del elfo se sostiene una esfera bellamente decorada que tiene una estrella en el lugar más visible.

.

Esta estrella, así como la esfera, es una representación básica de cada uno de los cuatro luceros o cuatro estrellas errantes que se mueven con los caballos.

.

-Un lucero es una estrella que camina, que se mueve en el cielo con un movimiento cíclico como el que aquí está representado por el efecto dinámico de los caballos. Un lucero es un planeta, cada uno de los cuatro planetas que pueden ser vistos a simple vista.

.

En el centro del pecho del caballo hay un ave exótica que simboliza la libertad de la imaginación creadora. Por encima y a la derecha aparece un extraño símbolo al lado de una estrella de cuatro puntas.

Detrás de la cabeza del elfo y de la esfera que representa al lucero, surgen los frutos de la tierra; granadas, uvas, melocotones, manzanas, naranjas e higos representando la fecundidad de la naturaleza, mostrando una relación entre el cielo y la tierra.

Sobre la grupa del caballo asoma la figura de un niño abrazando las frutas con su brazo izquierdo y sujetándose el tronco del árbol que nace del lomo del caballo y que representa al ser humano en la cúspide de la naturaleza.

.

Los Luceros y las Hespérides

En la antigua cosmogonía griega se cuenta que al principio reinaba la Oscuridad y de la Oscuridad nació el Caos. De la unión de la Oscuridad y el Caos nacieron el Día, la Noche, el Erebo y el Aire. De la noche y el Erebo nacieron las Hespérides.

-

Las Hespérides son hijas de la noche y al igual que las estrellas, sólo se pueden ver durante la oscuridad de la noche, como los luceros, que sólo se pueden observar al anochecer o al amanecer, siempre cercanas a la noche.

Se las situaban al otro lado del océano, en el confín occidental del mundo. Vivían en un jardín maravilloso donde estaba el manzano de las manzanas de oro, a cuyo cuidado y custodia las había dejado la Diosa Madre, pero también eran las encargadas de guardar los rebaños celestes, los frutos exquisitos y el manzano de oro.

.

Las Hespérides celestes hijas de la Noche son cuatro Las más conocidas o muy visibles son cuatro. Erietis o Aretousa, la Rojiza, Hesperis la luminosa, Egle, la Brillante o la Blanca, en la ruta del estaño y Hestia, la Negra,

Las Hespérides, como dice Vosio, forman parte del cuadro de los fenómenos celestes. Por un lado representan las horas de la tarde y por otro la aparición en el cielo de los luceros. El jardín que deben cuidar es el firmamento, las manzanas de oro son las estrellas que contienen la sabiduría divina y el dragón inmortal que protege al jardín es el zodiaco o la eclíptica.

.

Este dragón guardián, está doblemente representado en cada una de las caras del monumento, debajo de la representación femenina de cada una de la Hespérides que se corresponde con los luceros o los planetas que son visibles a simple vista, especialmente al anochecer y son el motivo de inspiración de las figuras femeninas de esta fuente de la Plaza de los Luceros de Alicante.

En los detalles de los laterales, sobre las piletas surgen los diseños de los dragones guardianes del lugar que tienen una estrella cada uno de ellos y cuatro más sobre la cresta del cuello.

.

El dragón halado, que también se parece una serpiente halada, es el guardián que la Diosa Madre puso en el Jardín de la Hespérides para proteger a las manzanas de oro

El relieve es muy similar a los diseños persas de los seres celestes. El Dragón del cielo representa los ciclos de tiempo que se pueden conocer a través del zodiaco celeste.

El lucero de oriente.

En la parte central del monumento, destacan cuatro figuras femeninas que representan cada uno de los cuatro luceros o estrellas errantes. Sobre las cabezas de cada una de las figuras se destaca una estrella de ocho puntas de color rojo que indican su relación con las estrellas errantes o los luceros.

Los luceros tienen una clara representación en las imágenes de las Hespérides. Una de estas personificaciones femeninas es la llamada Arietis o Areutousa, la Rojiza, y se identifica de manera fácil con el planeta Marte con su brillo rojizo y la analogía de su nombre Ares, que no es otro que Marte, de donde viene lo de Arietis o Aretousa.

El modelo de esta imagen trata de representar al lucero rojo de la mañana.

Tiene el cuerpo y las piernas cubierta con una manto transparente repleto de estrellas que representan el cielo estrellado de la noche.

Acompañan a la imagen dos elementos laterales que rodea con los dos brazos. Estos elementos ornamentales que parecen grandes bastones floridos tienen gravadas dos estrellas de cinco puntas en la parte de abajo, simbolizando a dos cuerpos celestes, que probablemente hacen referencia a las dos lunas de Marte, Deimos y Fobos.

La imagen que da al sur representa al planeta Venus, al lucero del Alba, a Hespero, de vespero, el vespertino, el más luminoso de los cuatro luceros.

La imagen de Venus está representada mitológicamente por una mujer, casi niña, de piel blanca como el alabastro, de perfecta hermosura, que emerge del mar. En el mito Mediterráneo relatado por Hesiodo se dice que: “Recostada sobre el suavísimo, luminoso e irisado nácar de una espléndida concha marina, que le sirvió como nave, lecho y cuna, y soplada por el dulce Céfiro ( el viento húmedo ), llegó a la costa donde fue recibida por las Horas, que maravilladas y absortas por tanta belleza, la hicieron avanzar chorreando aún de agua salada que no quería acabar de caer, por no abandonar aquel cuerpo tan perfecto. Envuelta en el resplandor incomparable de su belleza y adornada mejor que con las más ricas galas con su virginal y noble desnudez, las Horas solo pusieron un collar en su cuello y una corona de flores sobre su cabeza, la condujeron al palacio de los dioses del Olimpo y todos ellos quedaron maravillados de su extraordinaria belleza y encanto. Con una leve sonrisa en sus labios, todos los inmortales fueron conquistados.

Si nos fijamos un poco, se observa la imagen de una mujer muy joven, casi niña, con los brazos en alto, como si estuviera recostada con los pies dentro de una concha marina que parece sostener toda la figura.

.

En las representaciones de Venus o del Lucero del Alba, siempre están dos palomas posadas a su lado, igual que está representadas en la imagen de Bañuls.

La paloma es el ave sagrada de Venus, era el regalo de los amantes y símbolo de paz y amor.

En todas sus representaciones aparece coronada de flores y vestida como el manto de la primavera florida que preside.

Alrededor de la imagen de Venus surgen como una cascada primaveral borbotones de rosas.

Bajo las dos palomas hay otras dos conchas marinas.

En la imagen que da al oeste de la ciudad está representada una figura femenina que está como abrazando a la palmera, árbol mediterráneo relacionado con Zeus Piter, Júpiter el más espléndido de los luceros. La palmera da sus frutos en el otoño por eso esta imagen se sitúa al oeste representando también esta estación del año.

.

La imagen femenina de este lucero es la de una mujer joven, bella, robusta con una piernas bien formadas y un vientre un poco abultado en señal de la fertilidad que otorga el simbolismo de este planeta. El pecho ya no es de niña, la frente muy alta, los ojos rasgados, un poco exóticos, propios del significado de este planeta.

-

Las estrellas que aparecen en las piernas, el vientre y los costados de la figura así como las que están dentro de la copa de la palmera simbolizan el cielo nocturno cuando el lucero puede ser visto. Pues se trata de una representación femenina que simboliza al planeta Júpiter, que sólo puede ser visto en la noche estrellada.

.

Desde el punto de vista mitológico, los hijos o las hijas de los dioses, son una representación del mismo dios, como ocurre desde el punto de vista religioso, donde Padre, Hijo y Espíritu son la misma persona y forman la trinidad de la iglesia de Roma.

Minerva es la hija de Júpiter y por ello una representación femenina del mismo símbolo.

Minerva es el nombre latino de Palas Atenea, era la divinidad que junto a Júpiter y Juno formaban la trinidad capilonina de Roma.

A la derecha de la imagen aparecen tres aves que simbolizan la trinidad y sobre el hombro derecho hay otra ave que parece una paloma real o un urogallo.

Las tenues y transparentes vestiduras que cubren su cuerpo están bordadas en estrellas, todo el vientre está estrellado, simbolizando la fecundación del cielo.

Minerva era la protectora del comercio y de la industria, la diosa de los artesanos, zapateros, carpinteros, pintores, tocadores de flauta y de trompeta y también protectora de los médicos y patrona de los alfareros y los arquitectos. Era la guardiana de las ciudades, por eso está encarada hacia la parte exterior de la ciudad.

El fruto de la palmera aparece en numerosos lugares, se pueden ver racimos de dátiles a la altura de la cabeza en el lado derecho, hay dátiles en el tocado y las piernas están decoradas con pequeñas palmeras y racimos de dátiles.

Júpiter se relaciona con el hígado y los dátiles, según el Discorides, es útil para las enfermedades del hígado.

La imagen que está al norte representa igualmente a uno de los luceros, a uno de las estrellas errantes o planetas que pueden ser vistos en el cielo estrellado. Cada uno de los planetas tiene una representación mitológica con una imagen que los identifica. Cada planeta tiene una simbolización en forma de figura humana masculina y también femenina.

-

Este es la representación del lucero del norte, del planeta errante que emite una luz más tenue de todos, del más alejado y frío que es sin duda Saturno.

.

Otra Hespéride que tiene una clara relación con Saturno es Hestia o la Negra. Según Hesiodos, Hestia fué la primera hija de Saturno, la primogénita entre los siete hijos de Saturno, hermana pues de Deméter, Hades, Zeus y Poseidon. Por otro lado el apelativo de la Negra también la relaciona con Saturno que es analólogo al color negro.

.

Hestia o Vesta es la diosa del fuego sagrado, la cuidadora del fuego que colocaban en el centro de las ciudades mediterráneas para que el pueblo pudiera proveerse del fuego necesario para el hogar. Se conoce varias representaciones del modelo de Hestia en las que unas veces está sentada y otra de piés pero siempre en completa inmovilidad, tal como se la concebía, pues se la ubicaba en el centro inmovil de mundo.

,

En el palacio Justiniano de Roma existe una imagen que la representa de pié vestida de manera sencilla con una túnica que le cae hasta los pies. Tienes la cabeza, el pecho y la espalda cubiertos por un velo parecido al de Isis -en el fondo son hermanas- El brazo derecho hacia bajo y atrás, como señalando la tierra y el izquierdo a la altura de cabeza señalando el cielo. Es una imagen de aspecto sereno, tranquilo, grave y dignamente religiosa.

Los pies de esta imagen están posados sobre el centro de unas llamas de fuego que ascienden por ambos lados de la figura, rodean un poco por debajo de la cintura y abrazan el cuerpo de la mujer.

.

Como la antigua divinidad casta, la imagen aparece vestida y cubierta hasta los pies, pelo largo trenzado, toda ella serena, tranquila, grave y digna como el modelo de Hestia de los griegos o la Vesta de los romanos.

La cúspide del monumento es una representación del árbol de la Hésperides que se alza hacia el cielo. El árbol del Jardín y sus frutos tienen la misma idea en el árbol sagrado de muchas otras mitologías.

.

La manzana simboliza el conocimiento, pero la manzana de oro, es el conocimiento divino, el saber que guarda el cielo, la sabiduría creadora que nos manifiesta Bañuls en esta obra artística.

.

En las revelaciones a San Juan Apoc 22/2 dice. “ En medio de la calle de la ciudad y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto.....”

.

Pero Bañuls no se olvida del mito del héroe que tomó los frutos dorados del jardín de las Hespérides venciendo al dragón. Pues los leones que aparecen en cada una de las caras representan a Hércules. De los doce trabajos de Hércules, Bañuls se inspira, en uno de ellos en los que Hércules tiene que obedecer la orden de buscar las Manzanas de Oro del Jardín de las Hespérides.

.

El León es el animal que domina el héroe en la primera de sus leyendas y queda como símbolo del héroe solar. Quizás esta oculta o secreta simbolización de Hércules haya influido en los seguidores del equipo alicantino del mismo nombre, para celebrar sus victorias en este lugar.

Daniel Bañuls murió en Noviembre de 1947

Visitas: 743

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Tito Macia para añadir comentarios!

Participar en Tito Macia

Comentario por Ivan Toral el septiembre 20, 2010 a las 3:16am
Extraordinario trabajo el de Bañuls, y el del descritor Tito Maciá.

Sobre

Tito Maciá creó esta red social en Ning.

© 2019   Creado por Tito Maciá.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio